Sobre Mi

 «Quiero coaching para mi». ¿Por qué?. Por que sí, porque te mereces más, porque puedes conseguir una vida más plena, porque puedo ayudarte. 

Puedes saber más de mí en esta sección

breve presentacion

Te acompaño de vuelta a casa

Tu hogar es donde tus pensamientos encuentran la paz. Déjame acompañarte en ese apasionante viaje hacia el centro de tu ser.

Irene Pacheco Coach, Coaching y Mindfulness
Quiero coaching para mi en Málaga y Benalmádena
Quiero coaching para mi

Formación

  • Coach Ejecutiva y de Equipos acreditada por la Asociación Española de Coaching Ejecutivo-Organizativo y Mentoring (AECOP) y la International Coaching Federation (ICF).
  • Instructora de Meditación y Mindfulness certificada por la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC).
  • Co-creadora del Método CEP(c) para empresas, apostando siempre por la evolución y el crecimiento personal y profesional, para la generación de entornos felices de trabajo con base en la Inteligencia Emocional, Programación Neurolingüística, Mindfulness y Eneagrama, entre otros.
  • Master en RRHH y Personas. Doble Licenciada y Formadora de formadores.
  • Miembro de la Asociación de empresarios de Benalmádena ACEB

Experiencia Vital

  • Experta en Dirección de Recursos Humanos con más de diez años de experiencia en la gestión, motivación y desarrollo del capital humano
  • Meditadora y practicante de Yoga, con una firme creencia en la capacidad de las personas de convertirse en arquitectos de su propia vida.
  • Leal y luchadora, empresaria de día, madre full-time. Cercana y dispuesta a ayudar.

Motivaciones

  • Mi pasión es ayudar a las personas,compartiendo mi visión del mundo y dotándolas de herramientas para que puedan alcanzar su mejor versión.
  • En los últimos 5 años me he formado y especializado haciendo de mi pasión mi profesión, habiendo realizado multiples acompañamientos con éxito.
  • Tras una enfermedad, descubrí que el conocimiento de las emociones y cómo nos relacionamos con ellas son claves en el bienestar y quiero enseñartelo para que aprendas, como yo aprendí, a relacionarte mejor contigo.

¡No lo dudes, al primer café invito yo!

La historia que me inspiró... Y mi viaje a Nepal

Un día, cuando caminaban por una región montañosa, Gautama Buda ya mayor, bajo el sol de mediodía le dijo a su discípulo Ananda: 

―Estoy sediento, Ananda. Cuando atravesamos las montañas, pasamos un arroyo. ¿Puedes retroceder el camino y traerme un poco de agua? 

Ananda, deshaciendo el camino, llegó al arroyo, pero cuando llegó allí se dio cuenta de que unas carretas acababan de atravesarlo, embarrándolo todo. Las hojas muertas que antes yacían en el fondo ahora flotaban sobre el agua. Ya no era bebible y por supuesto no podía llevársela a Buda. Así que decidió regresar junto a Buda. Además, sabía que unas millas más allá del sitio donde había parado, corría un gran río de agua cristalina. 

Pero Buda, que era muy estricto, le dijo: ―Vuelve otra vez, porque recuerdo que cuando pasamos esa agua era pura y cristalina. Ananda protestó: ―Entiéndelo: entre que llegamos aquí, pasaron unas carretas por el riachuelo y el agua ya no es bebible.

 ―Lo sé ―dijo Buda―, pero ve y siéntate en la orilla, lleve el tiempo que lleve. Ve y siéntate. No te metas en la corriente, porque si te metes en ella, la ensuciarás de nuevo. Simplemente espera observa y no hagas nada. Esas hojas muertas desaparecerán, el barro se asentará. Entonces, llena mi cuenco y regresa. Ananda fue al riachuelo de nuevo porque no podía desobedecer a Buda y allí se sentó esperando.

 Y esperando, vio que el barro y las hojas muertas se iban asentando despacito, dejando el agua clara y pura, tal cual es su naturaleza. Llenó su cuenco y de regreso entendió lo que Buda trataba de decirle.

Hablemos

  • 617025312
  • hola@irenepachecoach.com